El Nueve – Día Mundial del orgasmo femenino: ese placer en clave de ¡ohhh!

Este domingo es el día de esta preciada sensación física emparentada hacia la mujer y su derecho y libertad para el goce sexual. Una celebración que destierra mitos generacionales, fingimiento por pudor, o la falta de autoconocimiento del propio cuerpo para disfrutar.

¿Por qué existe el “día mundial del orgasmo femenino? Si bien circulan varias teorías sobre el origen de la iniciativa, la más difundida señala que en 2006 el brasileño José Arimateia Dantas Lacerda (concejal de Esperantina) impulsó una ley para obligar a los habitantes de ese pueblo a que hicieran un esfuerzo para que sus parejas alcanzaran el punto máximo de placer. “Es una cuestión de salud pública”, dijo el funcionario según un artículo publicado por Folha de Sao Paulo.

Según Dantas, “una encuesta de alumnos de la Universidad Federal de Piauí había detectado que el 28% de las mujeres de la región tenían esa dificultad. El día fue creado para obligar al poder público a discutir cuestiones de sexualidad​ -desde la eyaculación precoz a la frigidez, pasando por el sexo y el placer en la adolescencia y en la tercera edad”.

Un dato sobre el origen que en realidad dispara otros tantos acerca de los grandes mitos respecto del orgasmo femenino, la falta de información en el tiempo, y el hecho de hasta fingirlo para “ser aceptadas”. Algo que muchas veces sucede, como si la interacción no fuera de a dos.

Fingir el orgasmo, una elección injusta
Sobre todo porque la mujer tiene derecho a gozar al igual que la persona con la que decide mantener relaciones sexuales. Si esto no se logra, y no existen afecciones orgánicas es debido a múltiples razones que también incluyen al par sexual. Un dato duro hecho por Birchbox y Platanomelón (empresa de juguetes eróticos), lanzó una encuesta entre más de 10.900 mujeres. Y sí, el 68% dijo haber fingido un orgasmo alguna vez. ¿Por qué? Casi la mitad, el 47%, lo hace para que su pareja no se sienta mal; el 31% para ‘animar’ la situación y el 37% ¡para acabar cuanto antes!

Hay que entender que para llegar al orgasmo las mujeres tienen claro que necesitan preliminares. De hecho, el 87% de las encuestadas los considera muy importantes y creen que que es más fácil conseguirlo a través de estimulación externa o del clítoris.

Y es que, según Monica Branni, psicóloga y sexóloga de Platanomelón, “la comunicación en la pareja, la dedicación de uno a otro y la atención al clítoris son clave” para alcanzar el climax. Además de no obsesionarse: si llega, bienvenido; si no, otra vez será.

Por otro lado, según datos recaudados en el Informe realizado por la Sociedad Argentina de Sexualidad Humana junto a la boutique Erotique Pink en el que se encuestó a más de 500 mujeres argentinas en 2018, en relación con la frecuencia en que se logra alcanzar el orgasmo, se evidencia que existe un 59,2% que afirma “siempre o casi siempre” logra llegar al orgasmo. Sin embargo, existe un 9,1% que se le hace muy difícil alcanzar el clímax durante el coito sexual y un 38,7% que lo considera “un poco difícil”.

Para Francesca Gnecchi periodista diplomada en sexualidad y directora de Erotique Pink la búsqueda por llegar al orgasmo se ha vuelto una presión más, “hoy no sólo es querer llegar sino también presionarnos por lograr la multiorgasmia, el squirt, el orgasmo por penetración, el simultáneo, etc. Lo importante es bajar las expectativas, relajarnos, conocer nuestro cuerpo, qué nos da placer y comunicarlo y entender que no todos los cuerpos funcionan de la misma forma, por lo que cada una debe encontrar su propio placer .Es importante que no comencemos un encuentro con nosotros mismos o con alguien más con la meta del orgasmo porque termina siendo contraproducente y por otro lado, recomiendo explorar otras formas de placer saliendo un poco de los genitales y de la penetración como única alternativa. Sumo acudir a profesionales si la dificultad para alcanzar el orgasmo es algo que nos inquieta.

Yo, tú, y mi clítoris

Empecemos a desandar el camino y darle a los orgasmos femeninos los sitios y verdades que les corresponden. Para ello la licenciada Gnecchi sostiene: “Antes que nada, hay que entender que no todos los orgasmos son iguales. Esto es importante porque confunde a muchas personas que no saben si tuvieron, o no, un orgasmo. Esto se debe a la fantasía devenida de las películas para adultos, los medios de comunicación y las redes mismas en donde el orgasmo sería como una ‘explosión’, en donde se ven las estrellas. En realidad, a veces la sensación puede darse (donde liberamos la tensión sexual) y ser súper fuerte, o percibirse apenas. No todos son iguales ni tienen la misma intensidad”.

-¿Se vincula con la excitación?

“Totalmente. Si estoy mucho más excitada y lubricada puedo llegar a tener un orgasmo más intenso que cuando eso no sucede. Otro mito que hay, es que las relaciones sexuales se terminan siempre con un orgasmo, como si el orgasmo en sí mismo fuera la meta. Se puede seguir disfrutando, descansar o también retomar luego. E incluso puede llegar a no suceder y pasarla increíble igual con otras prácticas.

-¿Existen un sólo tipo de orgasmo?

Puro mito.Puede existir orgasmo sin estimulación genital. Hay personas que tienen orgasmos a través de la estimulación de otras partes del cuerpo que no son los genitales.

Cuando hablamos de orgasmos genitales, no es que hay un orgasmo genital y otro clitoriano, sino que siempre el orgasmo genital es clitoriano, ya que siempre está involucrado el clítoris. Ya sea a través de la estimulación externa del glande del clítoris o de forma interna con la estimulación por dentro de los brazos que tiene el clítoris, ya que el mismo en líneas generales mide alrededor de 10 centímetros y la mayor parte va por dentro. Entonces cuando estamos en el proceso de la penetración, también se está estimulando el clítoris, y cuando se llega al orgasmo por penetración, se está llegando al orgasmo con la estimulación interna del clítoris.

Tiempos diferentes para “llegar”

“Las personas con vulva por una cuestión biológica, tienen un tiempo diferente a los hombres a las hora de poder llegar al orgasmo. Los mandatos sociales, el tabú de la masturbación en el tiempo, la falta de información generacional del clítoris como órgano de placer, hace entre otros muchos aspectos que a las mujeres se les complique este tema por desconocer su cuerpo, cómo funciona, y la llegada al orgasmo”.

¿La presión por llegar al orgasmo es habitual?

Sucede muchas veces, que las mujeres llegamos a la cama con la presión de llegar sí o sí al orgasmo. Eso lo único que genera es un desgaste enorme que puede impedir que suceda porque no hay disfrute. Por otro lado es importante entender que las personas con vulva tardan más en llegar a la excitación. Necesitan por eso de los juegos eróticos para así excitarse. Esto se trata de algo físico-biológico no mental, de cada género. La comunicación es básica en este sentido.

Obstáculos para alcanzar el orgasmo ante condiciones físicas normales

– Educación tradicional, creencias.

– Desconocimiento del cuerpo. Un dato importante es que según una encuesta realizada por SASH y Erotique Pink en 2020 sobre masturbación arrojó que el 80% de los encuestados afirman que el hecho de masturbarse les brinda mayor conocimiento de su cuerpo. Pero el 85% de los encuestados afirma que nadie le explicó la importancia de la masturbación.

– Autoestima

– Falta de comunicación

– Sentimiento de culpa, tabú al placer

– Abusos, traumas

– Estrés, angustia

– Entre otros.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

veinte − tres =