La sexualidad en los niños

 

Ciao! Soy Francesca y esto es ¨Alas para tu sexualidad¨

El objetivo de este programa es que hablemos sin tabúes sobre la sexualidad, que empecemos a disfrutar más de nuestro cuerpo y nuestra libertad sin pensar en el qué dirán. Así que manos a la obra!

La importancia del autoconocimiento en los niños es fundamental para poder llevar una vida sexual plena en la adultez. Desde chicos, los niños comienzan a explorar sus cuerpos y generalmente los padres censuramos a nuestros hijos cada vez que los encontramos haciéndolo. Claro que NO es culpa de nosotros los padres, porque seguramente de chicos nos censuraron a nosotros y la realidad es que nadie nos enseña a ser padres. A continuación veremos algunas etapas por las que pasa el niño:

 

  • El niño comienza a tener manifestaciones de exploración desde que está en la panza de su madre.

 

  • En los primeros años de vida comienza la fase oral que va desde los 0 a los 2 años, por eso vemos que los nenes se llevan todo a la boca.

 

  • La fase anal va desde los 2 hasta los 4 años y es ahí cuando sienten placer por controlar sus esfínteres, crease o no les gusta el olor, la forma y se sienten felices porque el adulto los felicita.

 

  • La fase siguiente es la fálica, de los 3 a los 5 años. Aparece el complejo de Edipo y el niño empieza a descubrir sus genitales y también los de la niña. Acá el nene comienza a tocar sus genitales. Es una parte esencial de la evolución y expresión de la sexualidad.

 

  • Los niños pequeños sienten mucha curiosidad acerca de sus cuerpos y encuentran que la masturbación es placentera y reconfortante.

 

  • A partir de los seis años de edad, la incidencia de la masturbación en público tiende a disminuir y además empieza el pudor.

 

  • Cuando inicia el desarrollo en la pubertad, la masturbación es una parte común de la adolescencia.

 

Cuando los padres de niños en edad escolar descubren el juego o actividad masturbatoria de su hijo, algunos reaccionan con vergüenza, ira e incluso indignación moral. Otros lo toman con calma y lo reconocen como un comportamiento normal en el desarrollo. Idealmente, este descubrimiento es una magnífica oportunidad para educar a los niños acerca de su propia sexualidad y sobre las diferencias entre las actividades públicas y privadas.

 El Censurar a nuestros hijos en su autoconocimiento puede traer consecuencias en la sexualidad cuando son más grandes. El conocimiento de nuestro cuerpo en las etapas tempranas de la vida, así como en la adultez, conllevan al buen desarrollo de la persona y a la madurez sexual.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nineteen + 13 =