Oh Lalá: 5 claves para romper viejas estructuras, liberarnos y disfrutar del sexo oral

Existen diversos mandatos que nos presionan al momento de vivir esta práctica sexual. Esta nota es para desarmar algunas ideas instaladas.

Hoy, lunes 6 del 9 (69), se celebra el Día Mundial del Sexo Oral. Esta fecha es un homenaje a la conocida posición del Kamasutra que tiene buena prensa porque -se supone- el placer es recíproco. La pose involucra a dos personas que se practican sexo oral mutuamente lo que significa que uno da placer mientras también lo está recibiendo. Sin embargo, está bueno aclarar ciertas cosas sobre esta práctica para romper con los mandatos que vienen de generación en generación, liberarnos y disfrutar sin tener que mentir en la cama.

Archivo La Nación.
Archivo La Nación.David Sisso. Producción de Natalia Señorales.

La comunicación es la única práctica placentera

El “69” es una pose con buen marketing que asocia al sexo oral con una práctica muy placentera y que no puede faltar en un encuentro sexual. Lo cierto es que hay personas que no disfrutan de recibir sexo oral y hay otras que no disfrutan de darlo por lo que la comunicación es lo más importante sobre cualquier construcción social.

“La práctica más placentera es hablar. Es importante para saber qué es lo que le gusta a la otra persona y para comunicar qué es lo que te gusta a vos y tener encuentros más placenteros. No demos por hecho, cuando vamos a estar con alguien, que a la otra persona le va a gustar el sexo oral y tampoco pensemos que si no le gusta tiene que ver con que uno lo haga mal proque puede ser que sea porque directamente no le gusta”, dijo Francesca Gnecchi, la mujer detrás de la cuenta de Instagram @alasparatusexualidad, a OHLALÁ.

“En la sexualidad no hay una práctica placentera en sí sino que para cada persona van a haber distintas prácticas que sean las que les dan placer. Hay muchísimas posiciones del Kamasutra aunque sólo algunas son las que más se conocen. Entre ellas la “69”, que tiene buena imagen, pero no para todos es la más elegida. A veces resulta un poco difícil concentrarse porque uno está dando y recibiendo en el mismo momento”, continuó la diplomada en sexualidad y feminismo.

“Si bien el sexo oral tiene que ver con la genitalidad a mí me gusta recomendar pensar que tenemos un cuerpo y que podemos practicar sexo oral en cualquier parte del cuerpo y no solamente en los genitales. La piel es el órgano sexual más grande que tenemos y está en todo el cuerpo…no sólo en los genitales”, continuó la especialista invitándonos a romper las estructuras y a ir más allá de lo establecido.

En el caso de centrarnos únicamente en los genitales resaltó: “Cuando uno está realizando sexo oral por ejemplo, en el pene, una forma de disfrutarlo placenteramente es pensar además en los testículos, en el perineo, ano, que son zonas placenteras. En las personas con vulva pensar no sólo en el clítoris sino en toda la vulva, en la zona perineal y en la parte anal”.

El sexo oral no siempre es una práctica de a dos

La búsqueda de placer no necesariamente tiene que ser compartida. Si bien continúa siendo tabú en muchos sectores y ámbitos sociales, se puede tener una sexualidad plena con una misma y acá los sex toys entran en juego. Existen simuladores de sexo oral -para personas con pene y personas con vulva- que poseen lengüitas de silicona y varias velocidades que simulan el placer del sexo oral. Sólo resta liberarnos y disfrutar. Otro dato, “se recomienda usarlos con lubricante para potenciar el placer”, aseguró la directora de Erotique Pink.

Amigarse con nuestro propio olor

“Es importante la higiene y terminar con los tabúes en cuanto a si nuestra vulva es linda o si los aromas que puede llegar a tener molestan a la otra persona. Cada persona tiene su propio olor y son cuestiones naturales si estamos higienizados”, opinó Francesca Gnecchi. Esos olores que creemos que molestan para algunos son extremadamente excitantes. Para mayor placer, no te cohíbas.

Sexo oral sin enfermarse en el intento

Este día es importante para destacar los cuidados a la hora de ejercerlo. “Muchas veces nos olvidamos que las enfermedades de trasmisión sexual (ETS) se trasmiten a través del sexo oral”, expresó la especialista y recomendó para protegernos y proteger a quien nos practique sexo oral el uso de preservativo o campo de látex para personas con vulva que se hace cortando un rectángulo de un preservativo para pene pues no hay en nuestro país (o son extremadamente caros).

El mandato de la penetración

“Vivimos en una sociedad en la que históricamente se relacionó al sexo con la procreación. Entonces seguimos poniendo el foco en las relaciones coitocentristas y pensando que todo lo que está por fuera no es sexo”, dijo la especialista en sexualidad y recomendó “no visualizar al sexo oral como una práctica de los mal llamados juegos previos. Podemos tener un encuentro puro y exclusivamente con sexo oral y masturbación y disfrutarlo muchísimo también”.

Consentimiento

Se da sin presión, sin insistencia; tiene que haber deseo de ambas partes; tenemos que saber qué nos propone la otra persona y es reversible, es decir, podés arrepentirte de haber dicho que sí.

Y vos, ¿estás viviendo tu sexualidad bajo tus propias normas o seguís las impuestas?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro − uno =