¿Cómo nos informamos sobre sexualidad?

¿Cómo nos estamos “informando” sobre sexualidad?


Como se imaginarán, este trabajo hace que permanentemente esté en contacto con temas referidos a la sexualidad, si no es por congresos, es por mis investigaciones, por las mujeres que conozco día a día y sino es porque cada vez que alguien se entera que soy periodista especializada en temas de sexualidad suelen consultarme por distintas problemáticas que les afectan.
Venimos hablando seguido sobre lo tabú que sigue siendo todo lo referido a
sexualidad, así que es muy común para mí que me pregunten haciendo referencia a un
amigo o amiga.

 

El tema más recurrente del que recibo consultas o escucho a los especialistas hablar es el referido al deseo y la falta de, puedo decirles sin pensar mucho que lo que más me preguntan es: Cómo reavivar el fuego; qué hacer si no tengo nunca ganas; soy yo o es mi pareja; hay algún medicamento que se pueda tomar y haga magia; me encantaría preguntarte mil cosas pero como no lo hago nunca no me sale nada; por qué ellos siempre quieren y nosotras no; a mí de eso ni me hables…tengo dos nenes chicos; ya estoy en mis 50 es normal que no quiera saber más nada del tema…. Y así podría estar días enteros contándoles las preguntas que me hacen referidas al deseo.

También es muy común que me llamen de diversos medios para opinar sobre la falta de deseo, en la mayoría de los casos es haciendo referencia a “un informe de la Universidad de Colorado o Massachusetts…. que dice que xx% de mujeres tienen Trastorno de Deseo Sexual Hipoactivo”, es habitual que los periodistas busquemos datos estadísticos para apalancar lo que queremos decir, pero no es habitual que se realicen estudios o investigaciones profundas referidas a temas de sexualidad, es por eso que muchas veces se recurre a informes de hace muchos años o de otros países y en algunos casos los mismos están patrocinados por empresas que pretenden lucrar con la venta de recetas mágicas para los diversos problemas referidos a la sexualidad, es por eso que los números siempre darán a favor de estas empresas y en contra nuestra.

Una vez que los colegas me hablan del informe que encontraron me piden tips o fórmulas para que las mujeres puedan volver a desear, no estoy diciendo que lo que hacen los medios esté mal, buscan una problemática y llaman a especialistas para poder tratarla, pero en mucho casos el tender a buscar formulas típicas y rápidas nos hace caer en profundos errores que pueden generar más falta de deseo, depresión, angustia y problemas de pareja.


En torno a esto, el primer problema que veo es que tanto hombres como mujeres recurren a internet para buscar información sobre estos temas, qué mejor que la privacidad de tu computadora o de tu celular para informarte sobre sexualidad, el tema es que hay cantidad de información que no tiene sustento; otra referida a opiniones de celebrities contando sus experiencias; algunas de periodistas que opinan sin saber del tema; otras que son armadas por empresas que quieren inducir los temas para vender sus productos y algunas sobre sexólogos, psicólogos o periodistas que realizaron investigaciones profundas, pero siendo una persona que no se especializa en el tema, ¿cómo podemos deducir cuál es la información correcta?. Es casi imposible, es por eso que caemos en lo que yo llamo “la auto-diagnosticación sexual”.

Lee la nota completa sobre auto-diagnosticación sexual

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 + nine =