Las relaciones poliamorosas en el tiempo

post-img

Cómo es estar en una relación abierta y cuáles son las claves para que llegue a buen puerto. El testimonio de Cecilia Figlioli, el análisis del sexólogo Ricardo Perez Rivera y las reflexiones de Francesca en TN.com.ar

El formato rígido de matrimonio está en crisis. En Buenos Aires cada vez se casan menos personas y se divorcian aproximadamente la mitad de las uniones matrimoniales. Las separaciones son una tendencia que se sostiene en el tiempo, desde el año 2004 el porcentaje de divorcios es de alrededor del 50% con un pico significativo entre 2015 y 2017, momento en el que entró en vigencia del nuevo Código Civil donde se estableció que no hacía falta el acuerdo entre ambas partes para separarse.

Consultado por este fenómeno, Perez Rivera indicó: “Hay que tener en cuenta que actualmente se seduce en serie. Las personas chatean por distintas redes sociales a la vez, o por una red con más de una persona al mismo tiempo. A esto tenés que sumarle que la incidencia de la infidelidad va en aumento. Los jóvenes tienen un formato de relación muy dinámico, donde hay una preferencia emocional pero no exclusividad sexual. O sea que se parte con una estructura más flexible y dinámica desde los primeros vínculos amorosos. Lo importante no es cuanto dure la relación de pareja, sino que sea satisfactoria para todas las partes mientras dure”.

Cecilia Figlioli mantuvo una relación monógama con Pablo por seis años hasta que empezaron a plantearse un vínculo poliamoroso. “Casi que fue una decisión tomada a medida que la fuimos transitando. No hubo una charla de apertura de pareja, ni un día en que me haya declarado poliamorosa. De hecho, hace ocho años nadie hablaba de esto, por lo tanto las etiquetas que hoy conocemos no se usaban. Todo fue siguiendo el curso de lo que nos íbamos preguntando y cuestionando. Con Pablo siempre fuimos muy amigos y, dentro de esa lógica amistosa, teníamos conversaciones, complicidades y ganas de conocer otros mundos en conjunto. Asimismo tener un amigo como Seba, con quien hoy convivimos, es parte de esa lógica de amistad. No sé si se nos hubiesen presentado tantas cuestiones si antes no hubiésemos sido tan amigos los tres”, explicó a este medio.

No existe un manual de las relaciones abiertas, sino que cada persona llega a acuerdos y consensos con quienes que se vincula.

En ese marco, surge la frecuente pregunta de ¿cómo se puede mantener en el tiempo una relación de estas características? Perez Rivera consideró: “Esa es la pregunta que me hacen con mayor frecuencia, como si la duración de la pareja fuese uno de los principales objetivos de la misma. Hay artículos que sostienen que las parejas swinger están más satisfechas emocional y sexualmente que las convencionales. La clave está en la honestidad y la comunicación abierta entre todas las partes involucradas. Hoy se puede vivir plenamente la sexualidad sin dejar un reguero de gente herida emocionalmente por sentirse traicionados o engañados. Estamos saliendo del formato rígido de soltero o casado, hay un montón de estadios intermedios que nos permiten ser sinceros al momento de comprometernos”.

“Cuando se comenzó a hablar en Argentina de poliamor hubo mucho debate y críticas sin conocer realmente de qué se trata. Juzgar es algo natural que deberíamos ir decontruyendo, lo hacemos en la vida en general pero en el término de pareja pasa más todavía. La difusión es fundamental para poder entender las distintas formas en la que viven los demás”, destacó Francesca Gnecchi, directora de Erotique Pink.

Leave a reply

Message

Name