Nunca digan que no harían algo, porque les puede terminar gustando

Francesca recibió  al Director de Maleva Mag para hablar de sexualidad, tabues, deseo y empoderamiento femenino.

Una interesante nota en que la definen a Francesca como “una de las pocas personas que en nuestro país se atrevió a comunicar, con inteligencia, compromiso y sin vulgaridad todo lo que tenga que ver con la vida sexual.Te invitamos a leer la nota completa acá  o a disfrutar de algunas de las preguntas más interesantes debajo.

Francesca by Maleva Mag!

Es una de esas tardes perfectas de viernes de primavera y Francesca Gnecchi, periodista especializada en sexualidad, recibe a MALEVA en el bar Poe, en el límite entre Nuñez y Belgrano. Hace dos años creó Erotique Pink, una boutique erótica dirigida sobre todo a las mujeres y desde la cual organiza talleres de vida sexual que son un éxito, y que tocan un montón de temáticas. Los da en bares para que los asistentes se sientan más relajados y los vivan como una experiencia de disfrute. Luego de la entrevista, va a empezar en POE un taller de BDSM (prácticas sadomasoquistas). Ella lo coordina y es la anfitriona, pero los «maestros», que llegan vestidos de negro y con todo tipo de látigos y fustas, son una pareja erudita en sado: él dominante, ella sumisa.

Francesca es una de las pocas personas que en nuestro país se atrevió a comunicar. Y lo hace desde su Instagram con casi diez mil seguidores, desde podcasts en Wetoker, o desde notas en revistas como Oh La Lá. Licenciada en comunicación con un master en Comunicación y Proyectos Digitales por la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, se especializó en sexualidad humana en la Universidad Autónoma de Barcelona. Fanática del running, cercana al budismo y la meditación, ahora está escribiendo un libro en primera persona sobre la búsqueda del deseo y por qué, tan seguido, lo extraviamos por ahí.

¿Qué creés que está cambiando el feminismo, con toda su fuerza, en el abordaje de la sexualidad? Que la mujer no mire la sexualidad como un tabú, como sucedía hasta hace pocos años. Aún hoy muchos piensan que un hombre puede tener sexo en una primera cita, pero la mujer no. Un hombre puede tener una amante, pero una mujer no. El feminismo naturaliza muchas cosas. Incluso la lucha por el aborto legal tiene que ver por la idea de que la mujer puede tener acceso a un encuentro sexual, desde su propio deseo. Muchas cuestiones son las que naturaliza el feminismo.

¿Antes a la sexualidad se la interpretaba únicamente desde el deseo masculino? Históricamente la sexualidad era vista únicamente para la reproducción: o sea, cuando un hombre llegaba al orgasmo, ya estaba. No hacía falta que la mujer llegara al orgasmo. El placer de la mujer no importaba. Nosotras pensábamos siempre en el placer del otro, en vez del nuestro. La mujer no se permitía ni siquiera la masturbación, que es puro placer.

Teniendo en cuenta esto: ¿cuáles son las ideas equivocadas que solemos tener los varones respecto a la sexualidad? No sé si son ideas equivocadas, pero ante tanta falta de educación sexual, porque lo cierto es que no hay educación sexual, lo que hay es desconocimiento. Del hombre hacia el cuerpo de la mujer y de la mujer hacia su propio cuerpo. A ese panorama hay que sumarle el tabú que existe, de no poder contarle al otro lo que a uno le gusta. Muchas veces los deseos no se comunican por vergüenza. Algo que es frecuente, y en el que los hombres se equivocan, es creer que si le plantean a una mujer algo, ella los va a sacar corriendo. Ese temor lo escucho muchísimo. ¿Y qué saben si a una mujer no le va a gustar ver una película porno, por decir algo? ¿O usar juguetes sexuales? O un montón de cuestiones más.

¿Y alguna idea equivocada que tengan las mujeres al vivir la sexualidad? Sí: respecto a la masturbación o el auto placer. Que es una forma primordial para conocer nuestro cuerpo y disfrutar más. Y de aprender qué te gusta y qué no. Las mujeres tienen muchas ideas erróneas respecto a la masturbación. Una de ellas es: ¿por qué me voy a masturbar si tengo pareja?

¿Cuál es la clave para una sexualidad feliz? La comunicación. Para una sexualidad feliz, y sana. Poder plantearle a tu pareja todo. Y no dejar de hacer algo porque «alguien me dijo esto no se hace». Hay que limpiar la cabeza, cargamos con muchas cosas en la mochila. ¡En algunas iglesias, hasta recuerdo que te preguntaban si te masturbaste y te mandaban a rezarte unos padres nuestros!

¿Es verdad que con tantas distracciones digitales, como Netflix, tenemos menos sexo? ¿Sobre todo las generaciones más jóvenes? En cierto modo, sí. Los más jóvenes están acostumbrados a querer todo rápido y no tienen paciencia. Y ven el sexo como una necesidad que se quieren sacar de encima. Está lleno de distracciones por ahí. Y muchas parejas dicen: prefiero ver Netflix a tener un buen encuentro. La gente se tiene que hacer un tiempo para estar con su pareja. Hay que hacerse un tiempo para lo sexual.

¿Qué opinás de las parejas poliamorosas? Está perfecto que haya parejas poliamorosas siempre y cuando estén de acuerdo ambas partes. Ojo que poliamoroso es permitirse enamorarse de otras personas. Si es sólo tener encuentros sexuales eso es una «pareja abierta» que no es lo mismo. Lo que yo escucho es gente que te dice «soy pareja abierta pero mi pareja no sabe». Eso no es pareja abierta, eso es que le estás metiendo los cuernos.

¿Cómo se te ocurrió volcarte hacia este mundo y cómo te animaste? (Risas) ¡De hecho al principio usaba anteojos para que no se me conozca tanto! A mí me pasaba que viajaba y leía cosas buenísimas fuera y acá nadie hacía periodismo de sexualidad y no entendía por qué. Y respecto a la boutique erótica, pensaba que se podían hacer un montón de cosas buenas, con delicadeza, que no se estaban haciendo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 − three =