Sexo en Vacaciones

Arranca la temporada de calor y las vacaciones, y muchos empiezan a hablar de un mayor deseo sexual. ¿Esto es siempre así?

Puede ocurrir que el incremento del deseo y de la frecuencia sexual en el verano se deba a dos razones: una hormonal y otra psicológica. En el primer caso, realizar actividades al aire libre y estar más expuestos a la luz solar genera una mayor producción de hormonas como la endorfina, la oxitocina y la testosterona, las cuales influyen en gran medida en el incremento de la líbido. El segundo caso, puede explicarse a que el estrés suele ser menor al coincidir con el comienzo de las vacaciones. Además los días son más largos y el clima amigable, esto  conlleva a que las personas tengan más tiempo y ganas para disfrutar de la sexualidad.

Un punto importante es que en sexualidad no hay que generalizar. No siempre las vacaciones o el verano aumentan el deseo sexual en las personas. En muchos casos, el destino elegido para vacacionar puede producir agotamiento porque se está todo el día recorriendo lugares o viajando de una ciudad a otra, o quizás se viaja en grupo y no quedan muchos momentos íntimos para la pareja. En fin, existen distintos factores que pueden influir a que esto no ocurra. Por eso es importante, contemplar estas situaciones, hablar con la pareja, respetarse y darse tiempo.

De todas maneras, aquí compartimos algunas ideas creativas para gozar solx o en pareja y experimentar un verano en llamas!

  1. Autoexploración: la masturbación es una práctica fundamental para conectarse con el propio cuerpo y descubrirse. Conocer las zonas de mayor estimulación permite además  comunicar mejor los deseos a la pareja.

  2. Momento ideal para probar cosas nuevas: Se puede comenzar con  el succionador de clítoris, compañero ideal de las personas con vulva. Este juguete delicado, amigable y disponible en distintos modelos es furor en Europa y Argentina debido a que se puede alcanzar niveles de placer inimaginables y rápidos orgasmos a través de enérgicas pulsiones de aire sobre la zona erógena. En la actualidad se encuentra en el top 3 de los sex toys más vendidos y es uno de los que genera más conversaciones en las redes sociales. Su éxito está ligado a la creciente tendencia a la autoexploración, la búsqueda de estímulos por fuera de la pareja y el empoderamiento en el plano sexual.

  3. Placer a distancia: la sexualidad  ya no tiene límites de tiempo y espacio. Existen vibradores a distancia que se controlan desde una APP válida para iPhone y Android con hasta 6 modos de vibración diferentes. Permiten jugar con tu pareja sin importar la distancia, aunque se encuentre en otro continente. Es lo último en tecnología, incluso se puede conectar con la playlist favorita y cambiar de intensidades al ritmo de la música.

  4. Juego con temperaturas: durante la época de altas temperaturas, el frío puede generar nuevas sensaciones. Entonces por qué no poner en el freezer durante un ratito un sex toy? O bien, jugar con un hielo o un caramelo de menta durante el sexo oral. Ideas creativas que además permiten salir de la rutina.

  5. Role Playing: Cambio de roles o fantasear con distintas situaciones. Aquí valen todas las ideas que sean consensuadas en la pareja como intercambiar roles, actuar como desconocidos, en fin… a volar la imaginación.

  6. Estimular los sentidos: Ya sea a través del calor con las velas, delicados susurros, aromas, comida afrodisíaca, música, un masaje o una una peli erótica para parejas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

six + nine =