Revista Ey – Detox sexual: porqué, cómo y cuándo hacerlo

Cuando no nos sentimos plenas con nuestra sexualidad, tomarnos un momento para repensarnos es lo mejor que podemos hacer por nosotras. En esta nota, te contamos cómo reinventarnos en el plano sexual cuando estamos en tiempos de crisis.

Siempre me gustó el pensar en aprovechar los momentos de crisis para hacer un stop y repensarnos, darnos el tiempo y el espacio, que seguramente nos cueste mucho tener, para pensar por qué estamos sintiéndonos mal, qué es lo que nos está afectando… buscar las causas y las posibles soluciones. ¿Es difícil? Sí, lo sé, pero vale la pena. Vale la pena parar la máquina, vamos a 100 por hora o más y lo urgente tapa a lo importante. Pero les aseguro que el stop ayuda a resolver muchas cuestiones que quizás nos vienen aquejando hace tiempo. Si nos detenemos a observarlas y a pensar un plan, podemos lograr ponerlas en palabras y en actos, para llevarlos adelante y encontrar la solución.

Salir del modo “máquina”

Así que si sentís que estás en un momento en el que vivís la sexualidad como una máquina y pasó a ser más una obligación en la agenda que un momento de placer, o si creés que hay algo de lo que estás haciendo o que te está pasando que no permite que vivas una vida sexual plena, entonces te propongo un detox sexual. La idea del detox es básicamente hacer una limpieza profunda de todos los males, enseñanzas, mandatos, personas, mitos, prácticas, presiones y obligaciones referidas a la sexualidad y para eso la recomendación es hacer un stop. Una limpieza sin tener encuentros hasta que realmente te sientas bien y hayas podido encontrar una solución a la forma en la que estás viviendo y que no te hace bien. Seguramente, muchas veces lo hayas pensado, pero sentiste algunas presiones externas que hicieron que vuelvas al ruedo. Tratá de evitarlas, es tu cuerpo y es tu decisión. 

Durante el tiempo en el que estés haciendo el detox te propongo que tomes una hoja y la dividas en dos. De un lado, vas a anotar todo lo positivo de tu vida sexual, tal y como es hoy; del otro, todo lo negativo, lo que te afecta o lo que alguna vez te afectó.

Como ayuda, te propongo que del lado positivo pienses en:

– Recursos que te gustan: películas, juguetes, literatura.

– Prácticas que te dan placer.

– Zonas que te erotizan.

– Contextos, escenas…

– Momentos, recuerdos en los que hayas disfrutado.

– Personas.

– Y todo lo que creas que hace que tu sexualidad sea libre y placentera.

Del lado negativo, los disparadores podrían ser:

– Personas.

– Contextos.

– Etapas de tu vida, como ser embarazos, momentos de mucho estrés, de angustia, de problemas laborales, etcétera.

– Traumas pequeños o grandes

– Educación, enseñanzas muy tradicionales.

– Autoestima.

– Presiones, entre otros.

Repensando nuestra sexualidad

Una vez que tengas tu listado, enumerá del 1 al 10 lo que crees que te afecta más y luego comenzá a buscar de qué forma podés cambiar lo que no te está haciendo bien. Vas a ver que hay algunas cuestiones que podrás resolver sola y otras para las que vas a necesitar ayuda profesional, como puede ser la autoestima o los traumas. Y con la lista de positivos, también: buscá, tanto si estás sola como si estás acompañada, recrear los momentos, las situaciones, comunicarte con tu pareja para que pueda conocer cuáles son las prácticas, técnicas, recursos, contextos que hacen que vivas los encuentros de una forma más plena. El poner un freno y tomarte el tiempo para hacer esta actividad va a ser de mucha ayuda para visualizar y poder entender mejor cuáles son tus frenos y cuáles tus activadores y comenzar a trabajarlos. Así que tomá los momentos de crisis como una oportunidad para parar y recomenzar más libre.

La idea del detox es hacer una limpieza profunda de todos los males, enseñanzas, mandatos, personas, mitos, prácticas, presiones y obligaciones referidas a la sexualidad y para eso la recomendación es hacer un stop

Por: Francesca Gnecchi 

Periodista diplomada en sexualidad y directora de la boutique erótica Erotique Pink

Instagram@alasparatusexualidad / @erotique.pink

Weberotiquepink.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × 2 =