Erotique Pink en diario Clarín

post-img

 

Francesca Gnecchi, curadora de objetos de placer

“Si no conocés tu cuerpo, no vas a saber lo que te gusta”

Especialista en sexualidad, dice que busca empoderar a las damas con diseños sofisticados.

“Curaduría de los diseñadores de lencería y objetos de placer más exclusivos y sofisticados”, ofrece Erotique Pink a modo de presentación y, claro, hay que preguntar. La que responde es Francesca Gnecchi, comunicadora especializada en sexualidad y creadora de este proyecto que busca inspirar y empoderar a las mujeres en la búsqueda del placer, desde un sitio web en el que conviven una boutique erótica, películas y literatura que abordan el tema desde la mirada femenina y un espacio en el que se comparten textos, recetas y dudas.

-¿Por qué crear un espacio así?

-Me pasaba que cada vez que viajaba encontraba afuera boutiques eróticas más premium y orientadas a la mujer y acá no había, en general son lugares en los que te sentís como… expulsada. Me dedico a la comunicación y, como el tema de la sexualidad y la sensualidad siempre me gustó, empecé a meterme desde ahí.

-¿Qué encontrabas acá?

-Es todo muy tabú, nos reímos cada vez que se habla de esto. Hasta hace poco en las revistas de mujeres nunca veías que salieran notas sobre juguetes o algo más jugado, y lo que aparecía nunca era algo muy cuidado. Empecé a escribir sobre el tema con el objetivo de que las mujeres nos empoderemos sexualmente. Dimos muchos pasos, pero en lo que respecta a la sexualidad seguimos teniendo muchos tabúes, nos cerramos. Quiero ayudar a que sea más natural.

-¿Y de ahí a la boutique?

-Más allá de ponerme a hablar o a escribir sobre el tema me parecía que había que generar un espacio en el que las mujeres que se sintieran interesadas pudieran explorar. Con las notas empecé a recibir consultas, me preguntaban como si fuera experta en sexualidad y pensaba en la falta de un espacio al que puedas llevar estas inquietudes sin que sea una consulta médica porque tengo un problema. Ahora estoy cursando un diplomado en el Centro de Estudios de la Sexualidad en Chile y nuestra idea también es armar talleres y espacios de empoderamiento sexual, juntarnos, conversar entre nosotras. Son muchas las que todavía ni siquiera hablan de masturbación, es tabú.

-¿Cuál es tu sugerencia para las que quieren hacer ese recorrido?

-Lo primero es el autoconocimiento. Es fundamental empezar a explorarnos a nosotras mismas, saber lo que nos gusta para después poder mostrarle a esa persona con la que vamos a estar, ir enseñándole. Se puede hacer sin que nadie lo sepa, en tu casa, puertas cerradas, no pasa nada. Si nunca usaron un vibrador tal vez es más fácil empezar con algo externo. Y después la charla. Podemos comenzar con nuestras amigas, liberarnos por ahí y de a poco contarle a nuestra pareja. Me llegan mails de mujeres que plantean que nunca llegan al orgasmo y no se animan a conversarlo con sus parejas. No se habla del tema, los hombres están acostumbrados a ver películas porno y creen que todo es de una determinada manera. Entonces, si vos no te conocés, no sabés lo que te gusta ni cómo hacer para llegar al orgasmo y tampoco te animás a decirlo… es todo muy de la cabeza.

-Hablemos de la tarea de curaduría.

-La parte más divertida. Es como cuando en una galería de arte eligen los cuadros que van a contar unahistoria. Hacemos lo mismo. Por un lado la corsetería, donde pudimos encontrar diseñadores nacionales que hacen cosas buenísimas con telas, diseños, formas más jugadas. Son prendas para el otro pero también para uno:es lo que decíamos al principio, la mujeres tiene que verse primero a sí misma y empoderarse. Entonces, me pongo un conjunto, una bata, me acuesto a ver una película y ya me siento sensual. Te la tenés que creer. Desde la boutique fomentamos esto de que no necesariamente hay que tener una pareja para que suceda. Me pongo un conjunto, miro una peli, uso un juguete, leo un libro y me erotizo sola.

-¿Cómo son los juguetes boutique?

-El tema ahí es que la industria nacional todavía no tiene un gran avance en cuanto a los diseños. Que sean delicados, femeninos, no todo tiene que ser fálico. Hoy en día hay otras formas, texturas, anillos vibradores que son super discretos si de pronto la forma es algo que a alguna le incomoda. Y las películas. Tenemos una alianza con Erika Lust (ver aparte) y en nuestra web se pueden ver en streaming todas sus películas.

-¿Hay efecto “50 sombras de Grey”?

-Te puede gustar o no, pero logró que muchas mujeres empezaran a darse cuenta de que había lugar para una fantasía con historias de ese estilo. Claramente, hay muchas mujeres a las que les gustó leerlo. Si sirvió para que más mujeres empiecen a abrirse, está genial.

-Es parte de un proceso que también es formativo para los hombres.

-Me imagino que les debe pasar mucho, nadie les enseña a tener sexo. Y a nosotras tampoco. He escuchado eso de que todo el tema de los juguetes, películas y afines son para la amante o el touch and go y no para la esposa. ¿Por qué? No, chicas, si a nosotras también nos gusta. Nos estamos perdiendo de algo si lo hacen afuera.

 

Erica Lust: una aliada de erotismo “real”

Nació en Suecia, vive Barcelona y es una pionera del movimiento de la pornografía feminista. Erika Lust escribió varios libros y en 2004 presentó su primer corto explícito, The Good Girl. Al año siguiente fundó su propia productora audiovisual y desde entonces se dedica a filmar películas para adultos, que se caracterizan por la selección cuidada de los actores (de perfil “real”, no estereotipados) y estándares de trama y producción que no son comunes en el rubro. Entre sus títulos se destacan Cabaret DesireCinco historias para ellas, la serie XConfessions y el corto An Appointmen with My Master.

Nota publicada por clarin.com

Leave a reply

Message

Name