Viaje erótico

post-img

 

 

Japonesas, Just wanna have fun! 

 

Como la industria sexual en Japón está pensada casi exclusivamente por y para hombres, en Erotique Pink nos interesaba conocer cómo las mujeres se las arreglan para sobrevivir sin sexo en el país con la libido más baja del mundo. Nos puso contentas saber que no han renunciado al placer, sino que recurren a otras formas para encontrarlo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Love Piece Club es una tienda de sexo, inaugurada en 1996 en Tokio y dirigida exclusivamente para mujeres, que está ganando cada vez más reconocimiento internacional. Tal como lo describe su fundadora, Minori Kitahara, es un paraíso para las mujeres donde van a poder encontrar todo tipo de juguetes, vibradores y accesorios para que exploren su sexualidad, en una ciudad donde las opciones de disfrute para mujeres, se cuentan con los dedos de una mano. Un dato extra: está totalmente prohibida la entrada a hombres.

 

 

 

 

 

 

Los Sexys Host

Otra variable que tienen las japonesas en Tokio, son los Host Clubs. Se trata de unos bares donde las chicas pueden beber en compañía de camareros muy sexys, los “Host”. El trabajo de estos hombres es  responder a todas las necesidades de una mujer, escuchar sus problemas, coquetear, le levantan la autoestima, es decir, las tratan como reinas! (¡¿Qué mujer no quiere un Host?!)

Reglas del juego: Cuando la clienta, que generalmente oscila entre los 20 y 60 años, llega al bar, se le da un catálogo con fotos de cada chico, como un “menú de hombres”, donde pueden elegir el Host que más le guste. La primera visita no tiene costo, solo las consumiciones, y pueden probar un rato con todos los Host que quieran, pero en la segunda visita, debe elegir sólo a uno y ese será su Host designado, el cual ya no lo puede cambiar.

 

Pero todo tiene un precio y los Host no son nada baratos. Las clientas deben hacerse cargo de las bebidas que consuman tanto ellas como los camareros, pero además, estos chicos están acostumbrados a recibir todo tipo de regalos de estas mujeres: relojes con diamantes, autos de lujo, un departamento… pero ellas no se hacen ningún problema y no dudan en admitirlo: “Quiero que me mimen y poco importa lo que me cueste”.

 

Lo mismo pasa en el Butlers Café, un restaurante-bar, que lleva abierto desde el año 2006, donde atienden mayordomos sexys, que se desviven por servir a sus clientas, haciendo todo lo que esté a su alcance para complacerlas. Además de la charla, el servicio incluye la posibilidad de posar junto a la clienta en una fotografía que después se llevarán impresa.

 

Pero no nos hagamos ilusiones chicas. La relación entre las clientas y los camareros no pasa del coqueteo, porque disfrutar de entretenimiento dentro del club, está perfecto, pero de llevarlo a la verdadera acción en nuestras camas, no está bien visto. Aunque algunos Host más atrevidos, confiesan que cuando el deseo es más fuerte, pueden hacer excepciones!

 

Tal vez Japón no sea el lugar indicado para vivir unas vacaciones a puro sexo casual, pero ya sea en compañía de estos camareros sexys que nos hacen sentir como reinas o con los juguetes de Love Piece Club para explorar otro costado de nuestro placer, sería imposible aburrirnos en Tokio. Armemos las valijas chicas y a conocer el nuevo mundo de placeres que Japón tiene para ofrecernos!

Avril Torres

Redacción Erotique Pink

Leave a reply

Message

Name